Personas Felices. Empresas Felices

Me gusta trabajar. Mejor dicho, me encanta trabajar. Nunca entendí muy bien a aquellas personas que lo único positivo que sacan del trabajo es la contraprestación económica y a veces ni eso. Quizá estas personas no sepan que en el trabajo uno puede, es más, debe, ser feliz. TE QUIERO HABLAR DE ADECCO.

Mi vinculación con Adecco se remonta a casi 8 años atrás (madre mía de mi vida y de mi corazón, cómo pasa el tiempo…) cuando gracias a esta empresa de RRHH entré a trabajar en el Dpto. de Marketing de una importante compañía de la industria farmacéutica.

Fueron años de muchísimo trabajo, pero bien entendido, no con esa connotación negativa que mucha gente se empeña en dar al hecho de trabajar. No. Fueron años de crecimiento personal y profesional, de esfuerzo, de aprendizaje constante, de hacerme un hueco, de darlo todo y más, pero por encima de todo ello, de reírme como si se me fuera la vida en ello. Es curioso, no sé cuántas personas podrán decir lo mismo, pero mis mejores momentos en aquella empresa, los más divertidos, los pasé junto a la que fue mi jefa, Laura Vivar. Seguir leyendo