El miedo a destacar, detrás del miedo a hablar en público (Síndrome de Solomon)

Son muchas las causas que pueden llevar a una persona a experimentar miedo escénico, miedo a hablar en público. Pero desde luego hay una que tiene un enorme peso y es, nuestro miedo a destacar, a sobresalir frente a los demás.

Vamos a hacer un ejercicio de honestidad. Desde que somos niños, lo diferente, en general, no está bien visto. Incluso muchas veces acaba convirtiéndose en objeto de mofa por parte de los demás. Esa diferencia puede ser un rasgo físico, de personalidad, mental… Por alguna razón, lo diferente nos incomoda y, muchas veces, lo diferente desata la envidia de los demás. Eso es lo que mamamos desde niños. Por tanto, tiene todo el sentido que según vamos creciendo, vayamos dejando en la sombra aquellos elementos que nos hacen brillar, sobresalir,… Preferimos mantenernos en la senda gris, aquella por la que transita la mayoría. Donde, lejos de ser YO, seré simplemente uno más.

¿Qué es el Síndrome de Solomon?

El Síndrome de Solomon se produce cuando alguien toma decisiones a través de las cuales evita sobresalir, destacar frente a los demás. Es decir, supone crear  obstáculos a uno mismo. 

Ejemplos:

  • “No voy a salir a hacer una exposición, porque no quiero ser el centro de atención”.
  • “Si un profesor pregunta ¿Quién sabe la respuesta?, si nadie levanta la mano, yo tampoco lo haré porque no quiero quedar de listillo. Prefiero callar”.
  • “Si la mayoría opina una cosa concreta sobre un tema determinado que choca con mi punto de vista, diré que pienso lo mismo que los demás”.

Este temor a sobresalir es el que muchas veces está tras el miedo a hablar en público. Todo aquello que me suponga situarme en un lugar diferente al de los demás, donde tenga la oportunidad de mostrar mis talentos… lo evito. ¿Por qué? Porque tengo aprendido desde que soy un niño, que lo diferente no está bien. No es aceptado por la mayoría.

En resumen, este síndrome explica cuánto nos afecta el comportamiento de los demás a la hora de tomar nuestras decisiones.

Si lo pensamos, evitar mostrar aquello que nos hace sobresalir es ir en contra de uno mismo y despreciar uno de los mayores regalos que todos tenemos y es, precisamente, aquello que nos diferencia y nos hace únicos.

¿Quieres saber cuál es el experimento que se llevó a cabo y que dio nombre a este síndrome? ¿Qué vinculación tiene con el miedo a hablar en público? ¡Te lo cuento en este vídeo!

También te invito a que visites mi curso online “El Arte de Hablar en Público. Presentaciones Eficaces y con Alma”.

VALORA ESTE ARTÍCULO
(Votos: 1 Promedio: 5)